jueves, 27 de noviembre de 2014

El análisis de ciclo de vida y el viñedo ecológico

En los últimos años se han desarrollado un conjunto de técnicas que se engloban en los denominados Análisis de Ciclo de Vida (ACV) que pretende evaluar los impactos ambientales de un producto. En esa línea ya comentamos al inicio de este blog la tendencia de "cero emisiones", "carbono neutro" y otras estrategias ambientales y comerciales.
Esta metodología estudia proceso energético de las actividades a estudiar. Integrando las materias y energía que consume, el transporte y el propio producto, en este caso el vino, para conocer el impacto ambiental del mismo.
 Este trabajo aplica la metodología ACV en la DO Ribeiro, sobre fincas vitícolas convencionales y ecológicas. Se justifica por los cambios hacia la producción ecológica de los viticultores para sortear la crisis del sector. Pero las ventajas ambientales de estos métodos de producción no han sido evaluados con eficacia hasta la aplicación de estas metodologías. 
En la publicación se han estudiado tres viñedos, biodinámico, sin certificación y convencional. Los resultados muestran que la agricultura biodinámica es menos agresiva con el medio ambiente y lel viñedo convencional causa mayor impacto ambiental. Obviamente, ligados a las prácticas que conlleva el sistema agrario. Las diferencias llegan al 80% debido al mayor consumo de fitosanitarios, abonos y maquinaria, mientras en el viñedo biodinámico el trabajo manual sustituye muchas de las actividades mecanizadas.
Sin embargo, teniendo en cuenta evaluaciones preliminares parece que los impactos relacionados con el uso del suelo y la mano de obra humana implica otra tendencia menos clara. Por ejemplo, la influencia de la superficie de cultivo  y otros factores (4 hectáreas del cultivo biodinámico con producciones de 4000kg/ha y 14 el cultivo convencional con producciones sobre los 9000 kg/ha).  Por lo que se muestra que esta técnica aún tiene un largo recorrido para la interpretación correcta de los resultados.
Esta técnica resulta un poco agobiante cuando se evalúan  todos los infinitos aspectos que rodean la producción vitícola, desde la emisión de gases de combustión, a los restos fitosanitarios en uva, la relación de materia orgánica en suelo o el consumo de mano de obra.
Referencia: Pedro Villanueva-Rey, Ian Vázquez-Rowe, María Teresa Moreira, Gumersindo Feijoo, Comparative life cycle assessment in the wine sector: biodynamic vs. conventional viticulture activities in NW Spain, Journal of Cleaner Production, Volumen 65, 15 de Febrero de 2014, pp 330 -341, ISSN 0959-6.526, http://dx.doi.org/10.1016/j.jclepro.2013.08.026

jueves, 13 de noviembre de 2014

¿Has visto que mal navegan el mildíu y la botritis?

Las restricciones al uso de un metal pesado como es el cobre son cada vez más acuciantes. Las presiones desde los países centroeuropeos son determinantes para la prohibición de los diferentes compuestos tradicionalmente utilizados desde el siglo XIX.
En el artículo se prueba un nuevo producto que aspira a sustituir al cobre, Son compuestos de microalgas que se han probado en invernaderos de España y Francia. Lo que puede ser interesante para pruebas de campo en nuestro ambiente.
El producto (llamado ProEcoWine) es un compuesto de cepas de microalgas cultivadas en un medio enriquecido. La selección ha mostrado control eficaz en un 90% de mildíu y botritis en invernadero. Parece que está en fase de pruebas de campo, de evaluación de la concentración adecuada y de la actividad antifúngica. Lo han probado, entre otros sitios en Aldeanueva (Rioja) por primer año. Es una línea interesante, ya que el artículo menciona que el producto permite un aumento de la producción del 30% y un descenso de los costes de producción del 20%. Veremos. No obstante creo que el uso en campo de seres vivos  como son las microalgas (ya hablamos de hongos), suelen dar resultados erráticos debido principalmente a la gran cantidad de factores del medio que afectan su crecimiento, desarrollo y control.

Referencia: Bilbao, J., Tseng, E., Fuerst, M., Erb-Brinkmann, M., Schmid-Staiger, U., Ördög, V., & Egner, S. (2014). ProEcoWine: Development of a Novel Plant Protection Product to Replace Copper in Organic Viticulture. Building Organic Bridges, 2, 539-542. Enlace al artículo en Orgprints

sábado, 1 de marzo de 2014

Información al interesado y comentarios sobre mentirosos

En el mes de noviembre apareció un artículo mío sobre las técnicas actuales de viticultura ecológica. En él se resumen las técnicas aplicadas en la actualidad, mencionando las más eficientes, menciona y actualiza técnicas fácilmente aplicables. El artículo es fácilmente accesible y, creo, interesante para un público interesado.
La documentación revisa los artículos científicos publicados en revistas de impacto, algunos citados en este blog, y resume 2 estudios recientes sobre los consumidores de productos ecológicos.
Casualmente ha coincidido con la aparición de libros y entradas de bitácoras científicas que defienden (curiosamente, todas a una, como una secta) con convicción los productos transgénicos. Y, además, menosprecian los ecológicos.
Esos ladridos sujetos a intereses (si naciste para martillo de cielo te caen los clavos..., Si has estudiado biotecnología sólo sabes de biotecnología y esa es la verdad universal...) me llevan a comentar que si ponemos a copular una bacteria con un grano de maíz ...tendremos un maíz con resistencias BT?. Lo comento porque afirman lo natural de lo transgénico. También se apoyan en el origen transgénico del trigo. Recordemos que se creó a través de 3 especies próximas. No de cruces del trigo con medusas o bacterias. Y esas especies tataban desde hace milenios en el medio natural.
La tecnología ideológica (neoliberal) aporta a la economía mundial resultados. Es el caso de los transgénicos. Pero nunca asume los efectos negativos de sus actuaciones. La aparición de resistencia de hierbas adventicias o de insectos a velocidades tan elevadas que difícilmente podremos reaccionar a tiempo. Un ejemplo es cuando los "transgeniólogos" mencionan que con ello pueden reducir el hambre en el mundo, cuando lo que se reduce es el poder comprar alimento. No es el producto accesible. Son los especuladores... Pero ellos no están dentro de la cadena de producción. En fin. Miserias del mundo en el que vivimos.

Referencia:
Técnicas aplicadas a la viticultura ecológica
Autor: José Casanova Gascón
Vida rural, ISSN 1133-8938, Nº 371, 2013 , págs. 66-72