jueves, 7 de junio de 2012

Viaje y despedida

He regresado de un viaje a Nueva York y, aunque comprendo que unos días no es un estudio de mercado, me han sorprendido varias cosas de la Agricultura Ecológica.
1-Es muy habitual ver comida ecológica en los puestos callejeros. En ellos suelen comer turistas, trabajadores y directivos, principalmente en Manhattan, menos en otros barrios. (Véase la ironía al separar trabajadores de directivos).
2-La foto que adjunto es de una feria de productos ecológicos que se realiza periódicamente en el centro de Manhattan. Es de un distribuidor de vinos ecológicos. Se venden muchas marcas en las licorerías a un precio más elevado que en España (los impuestos).
3-Me comentaron (y probé) alguna de las cervezas artesanas que se fabrican. Hay un modelo de microempresas cerveceras de infinitos cereales y aromas. Ese modelo empresarial no sé si se podría dar en España (supongo que por la legislación). Pero parece interesante como alternativa.
Lo ecológico está de moda, vigente, con precios interesantes y la imagen que da es que tiene un largo recorrido.

Iba a hacer unos comentarios políticos sobre la diferencia de confianza generada en el consumidor entre nuestro gobierno y el suyo, pero me aburre hablar del mentiroso renacido Wert, del que se esconde siempre (Rajoy) ¿Para qué te presentas, cariño?.¿ Para dar moral? ¿Para gobernar con y para los tuyos?.
Y no me olvido del que tampoco sabía de economía (Zapatero).

Bueno, pues hasta aquí. Dejo el blog un tiempo. No he tenido mucha actividad este año, pero al revisar las publicaciones observo que hubo una gran cantidad referentes a la viticultura ecológica entre 2009-11. ¿Fue una moda? O ¿cumplía una necesidad de investigación?
Así también cumplo con el nivel de agotamiento habitual de las bitácoras, que suele durar unos 2-3 años.