viernes, 23 de diciembre de 2011

Mantenimiento del suelo en viñedo ecológico

En el articulo mencionado en la entrada anterior quedó pendiente mencionar el mantenimiento del suelo como factor de calidad. Un suelo apelmazado favorece la erosión, reduce la cantidad de agua que puede acumular y dificulta la exploración de las raíces. Un suelo manejado en ecológico se considera como un ente vivo y, por ello, se cuida y mima. Por eso es extraño ver la baja cantidad de lombrices y de nemátodos.
El misterio tiene fácil respuesta. Además del mayor número de pases de tractor en el cultivo ecológico el control de la hierba en la fila se labra con una profundidad de 10 cm cada año. Mientras que la calle se pasa con vertedera 4 veces por año a 25 cm de profundidad. Ese manejo es la causa de la pérdida de vida animal en el suelo. En el Somontano el manejo en la calle suelo realizarse con 4 pases de cultivador a 15 cm de profundidad 4 veces al año. Es decir, no se voltea el perfil del suelo y con ello se consigue mantener una mejor estructura y vida en el suelo. No acabo de entender el uso de vertedera que hacen los viticultores franceses (con el cuidado que hay que tener cuando se realiza en suelos con mucha arcilla o limo). En el mantenimiento del suelo hay un gran componente cultural, de tradición. Da igual que digas al agricultor que podría reducir una o dos pases si los realiza en épocas concretas. No. "El suelo tiene que estar libre de hierbas porque afean la parcela". "Hay que mostrar que cuidas tus viñas". Ciertamente, se puede cambiar la técnica, pero la tradición es más difícil. No puedes convencer a alguien de que al remover la tierra evaporas más cantidad de agua que la que transpira la hierba. Un viticultor ecológico en condiciones del Valle del Ebro puede perfectamente sembrar una mezcla de abono verde (veza-avena por ejemplo) y labrarla antes de la brotación de la vid. Así aumenta la materia orgánica, las raíces hacen su trabajo creando estructura en el suelo, retiene agua, evita erosión y, eso sí, hace castañetear los dientes a un agricultor clásico.
Buscaba otro artículo para completar la información de Lluis Coll (Gracias por el comentario). Pero me he encontrado con un ensayo de un herbicida natural. Tema controvertido, polémico, y del que oí hablar por primera vez en 1978, a Álvaro Altés. Le doy prioridad.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Viticultura ecológica y calidad del suelo

Este artículo de Coll et al (2011) compara la calidad de los suelos de viñedos de manejo convencional y ecológico. De estos, estudia parcelas que se cultivan así desde los 7 a los 17 años.
El trabajo es complejo y difícil de realizar, sobre todo para la caracterización de parámetros biológicos. La zona de estudio es el Sur de Francia. En el Languedoc. La zona recibe 600 mm de lluvia anualmente y ninguna de las parcelas tiene pendiente. Las variedades utilizadas son muchas, al igual que los patrones y la edad de las plantas (desde 1932 hasta 2003). Los  son mayoritariamente arcillo limosos y calcáreos. Es decir, que retienen bien la humedad. Se diseñó el experimento con repeticiones en cada parcela.
Los datos a analizar fueron los típicos físicos y químicos (Materia orgánica, N, P, K, Cu...) y la biomasa del suelo (hongos, nemátodos...)
En la encuesta previa se observan diferencias que todos conocemos entre el manejo convencional y el ecológico. El abonado convencional  son 200 kg/ha/año de 10-10-20. Mientras que el ecológico son 500 kg/ha/año. Los tratamientos realizados en convencional son 6 mientras los ecológicos son 8. Ello lleva a que se den 14 pases de tractor mientras en ecológico son 18.
¿Qué concluye el estudio? Que el cambio legal se realiza en 3 años, pero la transición en el suelo tarda en realizarse entre 7 y 11 años (según el indicador biológico elegido). Apoyan la utilización de conteo de nemátodos como buen indicador de calidad. Pero no han demostrado que claramente la ventaja del manejo ecológico sobre el convencional en la calidad del suelo para esa zona y tipo de manejo.

Este tipo de estudios debieran ser realizados en más zonas ya que el suelo suele ser el elemento más olvidado en viticultura. Que no se conoce más que antes de realizar la plantación que se realiza una calicata. Y a veces ni eso. Sería interesante continuar con el estudio de nemátodos y lombrices. En un suelo ecológico parece lógico que se encontraran en más cantidad. Pero creo que aquí influye megativamente el número mayor de pases de tractor. Y, por último, no es sólo el tractor. Es el estado del suelo (si paso tras una lluvia a echar cobre y el suelo está encharcado creo una capa de compactación que no se disgregará en años). Por cierto, la presencia de cobre en el suelo es parecida en todas las parcelas.  Del mantenimiento del suelo hablaré en otra entrada.

Referencia:

Coll P., Le Cadre E., Blanchart E., Hinsinger P., Villenave C. (2011). Organic viticulture and soil quality: A long-term study in Southern France.  Applied Soil Ecology, 50 (1), pp. 37-44.

martes, 20 de diciembre de 2011

Efectos colaterales sin muerte

Estoy preparando el resumen sobre un artículo que habla de la comparativa del manejo del suelo entre viticultura convencional y ecológica cuando me sorprenden varias novedades:
1- La entrada anterior la ha visto más del doble de personas que leen mis entradas habitualmente. Eso me dice que lo que hago no interesa mucho o que mola más la crítica.
2- Acaba de aparecer una referencia de El País sobre el informe definitivo de las terapias alternativas. Entre ellas se menciona a la homeopatía y, como sabréis, esta técnica también es recomendada y utilizada en viticultura ecológica. Aún no he introducido ninguna entrada sobre el tema, pero puede leerse el informe (que no la deja muy bien). Sólo lamento que las referencias bibliográficas sean tan pocas. En Otras técnicas hay más  citas y más modernas. Eso habla en contra del informe. Y corregirlo hubiera sido fácil. Pero, atención, no lo anula.
3- Continua la ofensiva contra la producción ecológica. Esta la leí en la lista de correo de la SEAE. Publicado en El Correo, entrevistada la Dra Mertxe de Renovales. Me desconciertan sus comentarios y percepción de la Agricultura Ecológica. Me siento de otro mundo. Yo entiendo otra cosa de la AE desde el siglo pasado. Me preocupa ver que la integrante de una comisión de bioética tiene esa apreciación  de la  AE.
Bueno. Mañana a lo mio. El artículo sobre el suelo y la viticultura.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Agricultura ecológica. Crítica y mentiras

Me ha costado demasiado escribir un post. Estoy bastante escandalizado con algunos comentarios de varios escépticos sobre la Agricultura Ecológica. Principalmente los jocosos comentarios del Dr Mulet. y otros miembros de un denominado movimiento escéptico. Y que se han colocado, desgraciadamente, a la altura de los periodistas del misterio (que tanto critican). En su blog no tiene una palabra amable sobre la AE. Estoy de acuerdo con que si algo es ilegal o insalubre se debe controlar y penalizar sin contemplaciones. Pero hay grandes aportes a la agricultura convencional, que proceden de la AE y que se han insertado en la producción Integrada y en la Agricultura Convencional. Y eso no se menciona.
Al autor mencionado lo he escuchado en varios podcast y he leído alguna de sus entradas. He llegado a dos conclusiones: la primera es que si haces tu trabajo habitual y este es reconocido únicamente por los pocos expertos que leen los trabajos publicados en revistas especializadas, no quedas satisfecho. Si, al publicar un libro, descubres que hay un mundo más allá y que, al opinar sobre los productos naturales, eres famoso. Aprecias que los hinchas del escepticismo te jalean todas las gracias.  Y te llaman de muchos más sitios a los que hayas podido acudir en toda tu vida. Eso te agrandan el "ego" y te acerca al odio.
El otro punto es el de la pérdida de perspectiva. Yo soy escéptico con la agricultura ecológica desde hace 30 años. Y lo seguiré siendo, porque he visto que hay errores y limitaciones. Nada de lo que hace el hombre es puro. Todo tiene contradicciones. Todo. La agricultura convencional tampoco ha sabido dar de comer a 7000 millones de personas (esto tiene que ver con un comentario de que lo ecológico es para pijos solamente). Tampoco creo que los escépticos compren una única marca de cualquier producto (esto tiene que ver con que existen diversos sistemas agrícolas). Reirse de la AE en base a algunas anéctotas es infantil. Aunque, eso sí, a tus seguidores les das el titular (Esto viene a cuento de los comentarios jocosos con los que le aleccionan entrevistadores que parece no han conocido el cultivo en campo).
Aprovechando y para equilibrar algunas referencias de los defensores de los transgénicos dejo un enlace sobre las Jornadas de la EOI sobre transgénicos. 
Lamento esta entrada. Es un tema que no me gusta y la opinión no es el objeto de esta bitácora. Por cierto, dejo el enlace a un programa de divulgación científica que comenta los cientos de substancias tóxicas que nos rodean, que aún no son controladas y que son disruptores hormonales. (Lo dejo en el canal Ivoox. Ya que no me deja enlazar correctamente Canal Sur)