martes, 25 de enero de 2011

Tratamientos contra el oidio

La búsqueda de nuevos tratamientos por la Viticultura ecológica continúa sin tregua. En Diciembre de 2010 el ITAB francés realizó unas jornadas en la que se presentaron los resultados de un experimento que tenía como objetivo comprobar la eficacia de diversos productos para controlar el oídio.
Esta es una enfermedad clave, que aparece todos los años, y para la que no existen modelos claros que permitan anticipar el momento adecuado de tratamiento. Ya sean zonas secas o húmedas aparece siempre. Su control se basa en la aplicación de Azufre (ya sea polvo o mojable).
La investigación realizada por Constant (2010) desde 2008 en Languedoc-Roussillon prueba la eficacia de extracto de aceite esencial de naranja y diversos compuestos de lactosuero deshidratado. Estos productos han demostrado su eficacia únicamente con presión moderada de la enfermedad y nunca muy pronto. Sugiere que  pueden sustituir alguna de las aplicaciones de azufre (por ejemplo en prefloración). Pero nada más. Creo que va a ser dificil encontrar un sustituto más eficaz y económico que el azufre. No obstante la ciencia implica búsqueda, y una justificación para explorar es saber que, en esa región, se realizan unos 7 tratamientos al año y se gastan unos 76kg/ha de azufre. El autor también ha probado con tratamientos a base de Caolinita calcinada o aceite del árbol del Te.
Este organismo tiene una gran producción científica de todos los aspectos de Agricultura y Ganadería Ecológicas que están disponibles en su web (en francés o inglés).

Referencia
Constant (2010). Synthèse des résultats d’expérimentation sur la lutte contre l’oïdium en Languedoc-Roussillon. ITAB. Documento electrónico.

miércoles, 12 de enero de 2011

Efecto de los insecticidas naturales

Los productos insecticidas utilizados en Viticultura ecológica son pocos y de efecto limitado. A veces la utilización indiscriminada de estos productos pueden generar más problemas que soluciones.
La obsesión de un viticultor debe ser la observación de la finca. Debe pasear con frecuencia observando las cepas, las plantas que nacen en el suelo, el estado de las hojas, el color de los pámpanos, los insectos presentes, o los daños de hongos. El paseo activo es el método más barato y enriquecedor de actuar preventivamente antes de que se produzcan los problemas.
En la viticultura ecológica es necesario tener un equilibrio entre las poblaciones de predadores y fitófagos. Y, a veces, un factor desequilibrante es la aplicación en una época inadecuada de un insecticida. Esto puede reducir la población de predadores. Mientras que el efecto sobre los fitófagos es pequeño y, por ello, la población se recupera llegando a convertirse en plaga porque no hay predadores que los controlen.
Hoy hablaré de uno de los estudios que evalúan la toxicidad sobre un fitoseido predador (Phytoseius finitimus). Este ácaro se come a otros ácaros que dañan nuestro viñedo. El estudio compara el daño colateral de 6 insecticidas Bt, 2 Piretroides sintéticos (prohibidos en Viticultura ecológica los sintéticos, no los naturales) y 2 fungicidas, uno de ellos permitido (hidróxido de cobre). Se aplicaron en época de control de polilla del racimo y de mildiu.
Los resultados dan que pensar sobre la utilización de estos productos. Las piretrinas eliminan el 100% del fitoseido durante 1 semana y su efecto dura 1 mes. El insecticida Bt afecta la primera semana, pero con menor intensidad y, curiosamente, con diferentes efectos según la marca comercial. Por último los fungicidas fueron inofensivos sobre la población del fitoseido.
Son necesarios estudios de este tipo para comprender los efectos colaterales de las aplicaciones de insecticidas en el viñedo.

Referencia
Souliotis,C.; Papaioannou,P; Markoyiannaki,D.; Rumbos,I. (2004). Aspects on collateral effects of microbial insecticide preparations of Bacillus thuringiensis and other compounds on Phytoseius finitimus (Ribaga) (Parasitiformes Phytoseiidae). Bollettino di Zoologia Agraria e di Bachicoltura 2004 Vol. 36 No. 3 pp. 345-353