miércoles, 20 de octubre de 2010

Las nuevas técnicas. Los nuevos productos

Revisando la documentación de las últimas Jornadas de Viticultura Ecológica a las que he tenido acceso (o he participado) desde 2005 hasta la actualidad. He llegado a la conclusión de que cada vez la viticultura ecológica se parece cada vez más a la convencional. Principalmente porque más de la mitad de las ponencias habla del efecto de nuevos productos. No hay planteamientos holísticos, no hay enfoques desde el planteamiento moral... o nuevas metodologías. Sólo efectos de nuevas moléculas o extractos. Sólo nuevos productos. Pocas ponencias que aportan nuevas mejoras al cultivo. Sólo nuevas oportunidades de negocio dentro de la más clasica forma de cultivo.
No deja de ser curioso que, a la vez que se produce una mejora de la imagen de la viticultura ecológica, se repiten las mismas actitudes y problemas en la filosofía agrícola. Se ha olvidado cual fue el origen de la agricultura ecológica. Y eso parece que no afecta a los nuevos viticultores ecológicos. Supongo que se encuentran cómodos repitiendo la misma estructura mental que cuando eran viticultores convencionales.
Los que leen mis escritos saben que soy crítico tanto con la agricultura ecológica esotérica como con la agricultura convencional. Pocos libros de filosofía agrícola quedan no descatalogados. Poca literatura ligada al pensamiento agrícola. Y cada vez más cerca de lo convencional. Son los nuevos tiempos.

2 comentarios:

  1. Estimado profesor Casanova:
    Me interesa la agricultura ecológica desde hace muchos años y formo parte de grupos de consumo desde hace alrededor de diez. ¿Por qué cree que este tipo de grupos, así como la sensibilidad hacia lo "bio", llegaron mucho antes a otros países de Europa que a España? ¿Qué opina del lugar tan importante que ocupan este tipo de productos en los supermercados de Francia o Alemania, donde son casi ya la norma? ¡Enhorabuena por su blog!
    Un saludo cordial,

    ResponderEliminar
  2. Tiene sustancia la cuestión. Te contesto en la próxima entrada. Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar