lunes, 13 de septiembre de 2010

Abono orgánico

Visitando una finca ecológica a principios de año coincidí con el aporte del abono orgánico. Debatimos sobre la cantidad adecuada. Comenté que las dosis altas de materia orgánica pueden generarse más problemas que beneficios. No me atrevo a dar cifras sin ver el análisis de suelo, pero puedes encontrar referencias en el apartado de publicaciones de este blog.
A lo largo del año hemos visto corrimiento de flor (falta de cuajado), crecimiento excesivo de los pámpanos y un retraso en la maduración (esto combinado con el clima). ¿A qué es debido esta serie de problemas?. Al exceso de Nitrógeno que aporta la degradación de la materia orgánica. Este aporte masivo obliga a elegira la planta en que deben transformarse los nutrientes. Como en las primeras fases de crecimiento anual de la vid la prioridad la tiene el crecimiento vegetativo... Este adquiere prioridad y perjudica la fecundación de la flor y la calidad de la fruta.
El problema tiene facil solución si aprovechamos la información del análisis de suelo, de peciolo de hoja y de la uva. La interpretación de los resultados ayuda a adecuar la producción a nuestros intereses y espectativas, reduciendo parte de las incertidumbres ligadas a la agricultura.
En fin, un error (aportar abonado "a ojo") ha producido una calidad mediocre en un año con buenas perspectivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario