viernes, 23 de julio de 2010

Control de hongos (y 2)

Terminaré el análisis del artículo de Deliopoulos et al. (2010). Faltan 4 grupos de sales inorgánicas por analizar.
Los fosfatos son sales del ácido fosfórico aplicados habitualmente como fertilizante. No obstante, en el estudio mencionado revisan 2440 estudios sobre el efecto de fertilizantes enel control de plagas y enfermedades. Se menciona que se detuvo la enfermedad en el 65% de los trabajos. El autor dice que puede ser por efecto directo sobre el metabolismo o mejora de la autoprotección de las plantas o limitación del alimento de los patógenos. En muchos trabajos se menciona que el efecto más importante es la inducción de resistencia, lo que poduce una protección de larga duración. Se ha comprobado el control sobre el oídio en uva.
Aunque el efecto del fosfato potásico puede durar hasta 30 días y controla los hongos incluso después de la infección. Estas moléculas no son utilizadas como preventivo en el control de hongos, debieran ser estudiadas como alternativa en viticultura ecológica.
Otro grupo estudiado son los silicatos. Sales muy abundantes en los tejidos de las plantas. Algunas pueden contener hasta un 10% como la cola de caballo (Equisetum arvense). Aunque no se menciona en el artículo tradicionalmente se utiliza con la Ortiga (Urtica dioica) como vitalizadores de las plantas. Tampoco se encuentran muchas referencias sobre el uso en viñedo. Sí en hortalizas.
Respecto a los cloruros son utilizados los de potasio, aluminio, calcio, amonio o manganeso. A estas sales le ocurre lo mismo que a los silicatos. Estén poco estudiadas y sin definir los efectos específicos.
Los fosfitos son las sales que se están estudiando más para el control de mildiu y otras enfermedades. De hecho hay un desarrollo en Francia para que sean introducidos en la normativa. No deben ser confundidos con los fosfatos. Los fosfitos además de inhibir son  tóxicos para los hongos. Además provocan fitotoxicidad sobre la viña si la dosis es superior 36 kg/ha. Parece que reducen la susceptibilidad a las enfermedades y que son más eficientes si se aplican de manera preventiva. Los fosfitos se pueden detectar como contaminante en el vino.
En resumen, muchas de las sales inorgánicas tienen actividad antifúngica aplicadas en hoja con dosis de 5-10 g/l aplicadas preventivamente y repitiendo tratamiento a los 8-10 días. Se concluye que los tratamientos de sales inorgánicas podría ser un componente muy útil en estrategias integradas de control de enfermedades.
Esta línea de estudio es interesante y con futuro, pero para utilizarlos en VE debe contemplarse el origen de esas sales, ya que es un factor importante para ser reconocidas por la normativa.

Referencia
Deliopoulos, T., Kettlewell, P., Hare, M. (2010). Fungal disease suppression by inorganic salts: A review. Crop Protection. In Press, Corrected Proof. DOI: 10.1016/j.cropro.2010.05.011

No hay comentarios:

Publicar un comentario