domingo, 18 de julio de 2010

Control de hongos (I)

El reglamento de agricultura ecológica es la norma más estable desde hace unos 20 años. Salvo la entrada o salida de algún producto fitosanitario no ha sufrido grandes cambios. Para mi gusto es excesivamente estable. La vida, la agricultura, la información han cambiado mucho en este tiempo. Hay más posibilidades que las moléculas estrictamente tradicionales.
Esta entrada tiene como base el trabajo de Deliopoulos et al. (2010) que hacen una profunda revisión bibliográfica en publicaciones científicas, sobre el uso de sales inorgánicas para el control de hongos. Alguna de estas sales se permite utilizar en VE. Otras no... y queda la incógnita sobre su ausencia si todas son moléculas inorgánicas.
El artículo compara las sales con los compuestos orgánicos habituales y comenta los problemas de estas moléculas con la resistencia generada por las enfermedades, los residuos en alimentos y la creciente preocupación que tiene la población, como ya mencioné en una entrada anterior.
El efecto de las sales inorgánicas sobre las enfermedades del viñedo es variado. Hoy hablaré del bicarbonato de potasio (único permitido en la normativa ecológica). Esta sal permite controlar enfermedades como Botritis y Oidio en pulverización foliar con dosis recomendadas entre 5 y 20 g/l. En el Reino Unido proponen una dosis máxima de 60 kg/ha, aunque no es tóxico para el medio ambiente o el ser humano. Además de detener el avance de la enfermedad tiene efecto erradicante e inhibe la germinación de las esporas del hongo. En varios ensayos se menciona un efecto durante 7 días y su aplicación debe ser foliar aplicando un tensoactivo para favorecer la adherencia de la gota a la hoja.
Esta molécula no es muy utilizado en España. Tienen prevalencia el cobre y el azufre. Pero tiene sentido utilizarla por económica y, sobre todo, si es eficiente en el ambiente de nuestra finca. No quiero dejar de mencionar que, en el caso de regar por aspersión, el contenido elevado en el agua de riego de bicarbonatos se considera contraproducente debido a su fitotoxicidad al acumularse en hoja. No plantea ningún problema si el riego es por goteo.
Así que en VE conviene explorar el uso de los bicarbonatos para reducir los aportes de otros metales.

Referencia
Deliopoulos, T., Kettlewell, P., Hare, M. (2010). Fungal disease suppression by inorganic salts: A review. Crop Protection. In Press, Corrected Proof. DOI: 10.1016/j.cropro.2010.05.011

No hay comentarios:

Publicar un comentario