martes, 27 de julio de 2010

Mitos de la Agricultura Ecológica

He trabajado en Agricultura Ecológica desde finales de la década de los 70. He estudiado, he sido agricultor, he experimentado y hace unos 8 años me alejé de ella porque tenía otras prioridades. Hace 2 años volví a leer, a estudiar, escribi un capítulo de un libro sobre viticultura ecológica... y, después de este proceso me encuentro que muchas de las creencias que leí hace 30 años siguen reproduciéndose en publicaciones actuales.
De hecho, el motivo de esta bitácora es mostrar los estudios que han sido publicados en revistas de prestigio, porque me asusta leer comentarios sobre la bondad de los extractos de plantas para el control de plagas, si no hay un diseño experimental detrás. Me alucina el precio que alcanzan los productos fitosanitarios sólo porque pueden ser utilizados en Viticultura Ecológica (VE). Me escandaliza ver a agricultores tratar con aceite de Neem (Azadirachta indica) sin protección creyendo que es inócuo porque se puede utilizar el VE (sabed que es espermicida entre otros efectos).
No comprendo como se puede practicar la VE en un entorno de magia, con tratamientos esotéricos, o pensar que las plantas son personas. No lo entiendo. Tampoco entiendo las encuestas que dicen que el consumidor está dispuesto a pagar entre un 10-25% más por un `producto ecológico. No es cierto, y si lo es, no durará mucho tiempo.
En fin que, aunque avanza hacia una estructura más científica, la VE sigue arrastrando una serie de mitos que cuestan mucho dinero a los productores y son de dudosa ayuda para un correcto manejo de la plantación.
Entiendo que es un problema de definición de objetivos. Pero eso es otra entrada.

viernes, 23 de julio de 2010

Control de hongos (y 2)

Terminaré el análisis del artículo de Deliopoulos et al. (2010). Faltan 4 grupos de sales inorgánicas por analizar.
Los fosfatos son sales del ácido fosfórico aplicados habitualmente como fertilizante. No obstante, en el estudio mencionado revisan 2440 estudios sobre el efecto de fertilizantes enel control de plagas y enfermedades. Se menciona que se detuvo la enfermedad en el 65% de los trabajos. El autor dice que puede ser por efecto directo sobre el metabolismo o mejora de la autoprotección de las plantas o limitación del alimento de los patógenos. En muchos trabajos se menciona que el efecto más importante es la inducción de resistencia, lo que poduce una protección de larga duración. Se ha comprobado el control sobre el oídio en uva.
Aunque el efecto del fosfato potásico puede durar hasta 30 días y controla los hongos incluso después de la infección. Estas moléculas no son utilizadas como preventivo en el control de hongos, debieran ser estudiadas como alternativa en viticultura ecológica.
Otro grupo estudiado son los silicatos. Sales muy abundantes en los tejidos de las plantas. Algunas pueden contener hasta un 10% como la cola de caballo (Equisetum arvense). Aunque no se menciona en el artículo tradicionalmente se utiliza con la Ortiga (Urtica dioica) como vitalizadores de las plantas. Tampoco se encuentran muchas referencias sobre el uso en viñedo. Sí en hortalizas.
Respecto a los cloruros son utilizados los de potasio, aluminio, calcio, amonio o manganeso. A estas sales le ocurre lo mismo que a los silicatos. Estén poco estudiadas y sin definir los efectos específicos.
Los fosfitos son las sales que se están estudiando más para el control de mildiu y otras enfermedades. De hecho hay un desarrollo en Francia para que sean introducidos en la normativa. No deben ser confundidos con los fosfatos. Los fosfitos además de inhibir son  tóxicos para los hongos. Además provocan fitotoxicidad sobre la viña si la dosis es superior 36 kg/ha. Parece que reducen la susceptibilidad a las enfermedades y que son más eficientes si se aplican de manera preventiva. Los fosfitos se pueden detectar como contaminante en el vino.
En resumen, muchas de las sales inorgánicas tienen actividad antifúngica aplicadas en hoja con dosis de 5-10 g/l aplicadas preventivamente y repitiendo tratamiento a los 8-10 días. Se concluye que los tratamientos de sales inorgánicas podría ser un componente muy útil en estrategias integradas de control de enfermedades.
Esta línea de estudio es interesante y con futuro, pero para utilizarlos en VE debe contemplarse el origen de esas sales, ya que es un factor importante para ser reconocidas por la normativa.

Referencia
Deliopoulos, T., Kettlewell, P., Hare, M. (2010). Fungal disease suppression by inorganic salts: A review. Crop Protection. In Press, Corrected Proof. DOI: 10.1016/j.cropro.2010.05.011

domingo, 18 de julio de 2010

Control de hongos (I)

El reglamento de agricultura ecológica es la norma más estable desde hace unos 20 años. Salvo la entrada o salida de algún producto fitosanitario no ha sufrido grandes cambios. Para mi gusto es excesivamente estable. La vida, la agricultura, la información han cambiado mucho en este tiempo. Hay más posibilidades que las moléculas estrictamente tradicionales.
Esta entrada tiene como base el trabajo de Deliopoulos et al. (2010) que hacen una profunda revisión bibliográfica en publicaciones científicas, sobre el uso de sales inorgánicas para el control de hongos. Alguna de estas sales se permite utilizar en VE. Otras no... y queda la incógnita sobre su ausencia si todas son moléculas inorgánicas.
El artículo compara las sales con los compuestos orgánicos habituales y comenta los problemas de estas moléculas con la resistencia generada por las enfermedades, los residuos en alimentos y la creciente preocupación que tiene la población, como ya mencioné en una entrada anterior.
El efecto de las sales inorgánicas sobre las enfermedades del viñedo es variado. Hoy hablaré del bicarbonato de potasio (único permitido en la normativa ecológica). Esta sal permite controlar enfermedades como Botritis y Oidio en pulverización foliar con dosis recomendadas entre 5 y 20 g/l. En el Reino Unido proponen una dosis máxima de 60 kg/ha, aunque no es tóxico para el medio ambiente o el ser humano. Además de detener el avance de la enfermedad tiene efecto erradicante e inhibe la germinación de las esporas del hongo. En varios ensayos se menciona un efecto durante 7 días y su aplicación debe ser foliar aplicando un tensoactivo para favorecer la adherencia de la gota a la hoja.
Esta molécula no es muy utilizado en España. Tienen prevalencia el cobre y el azufre. Pero tiene sentido utilizarla por económica y, sobre todo, si es eficiente en el ambiente de nuestra finca. No quiero dejar de mencionar que, en el caso de regar por aspersión, el contenido elevado en el agua de riego de bicarbonatos se considera contraproducente debido a su fitotoxicidad al acumularse en hoja. No plantea ningún problema si el riego es por goteo.
Así que en VE conviene explorar el uso de los bicarbonatos para reducir los aportes de otros metales.

Referencia
Deliopoulos, T., Kettlewell, P., Hare, M. (2010). Fungal disease suppression by inorganic salts: A review. Crop Protection. In Press, Corrected Proof. DOI: 10.1016/j.cropro.2010.05.011

jueves, 15 de julio de 2010

Cambio climático y viticultura

Aunque es un tema recurrente en los últimos tiempos la mención del cambio climático y viticultura, satura las publicaciones recientes. Apenas se publica nada sobre la adaptación de patrones, o control de enfermedades. Es el tema de moda y... es lo que predomina. No obstante acabo de encontrar un artículo, que aún se encuentra en revisión, que es completo en información y resume claramente las distintas implicaciones del proceso climático. Está elaborado por una potente revisión bibliográfica y pone de manifeisto las carencias en el conocimiento vitícola.
Mira de Uña (2010) repasa la afección del aumento de temperaturas sobre los diferentes aspectos de la maduración de la uva. Menciona los cambios en la fenología de la uva, el aumento de concentración de azúcares (mayor grado del vino) y menor cantidad de aromas y acidez. Así como el efecto sobre las levaduras de ese proceso. Además el pH elevado del mosto modifica la ecología microbiana provocando una degradación de la calidad posterior del vino. El artículo recoge la dificultad para tomar decisiones debido a la poca información que existe en aspectos como patrones, variedades, etc.
Sólo quisiera mencionar la defensa frente a esta pérdida de calidad de la VE en secano. El aumento de la materia orgánica mediante la siembra de abono verde y el aporte de compost facilita la retención de agua y reduce el estres de la planta, la fotorespiración que se produce por efecto de la alta temperatura. Y el efecto negativo que tiene sobre la fauna y flora del suelo (micorrizas sobre todo) debido a esa nueva situación. En definitiva, si realizamos una correcta elección y manejo podemos perdurar por más tiempo frente a situaciones más extresantes.
En definitiva, el manejo adecuado de la materia orgánica en clima semiárido y secano permite gestionar la calidad. Ser ineficiente en este aspecto nos aboca a situaciones de mayor riesgo de pérdida de calidad.

Referencias

Mira de Orduña, Ramón (2010). Climate change associated effects on grape and wine quality and production.  Food Research International.  In Press, Corrected Proof. DOI: 10.1016/j.foodres.2010.05.001

jueves, 8 de julio de 2010

Lo prohibido y la salud

En una visita a la bodega de Can Ràfols (en conversión a VE) dentro de las jornadas de "Els paisatges del vi" surgió el comentario sobre la eliminación del Permanganato potásico de la lista de productos permitidos en Agricultura Ecológica. El permanganato, según se comentó, permite crear explosivos. No sé si esa es la razón última. Puede que sí. Pero todos los abonos nitrogenados pueden aplicarse para esa función. Lo cierto es que su uso requiere ciertas precauciones porque es muy oxidante y, ciertamente, se propuso la eliminación hace unos años.
Pero, como consecuencia del comentario me pareció interesante incluir un detalle de la política sobre reducción de moléculas tóxicas de uso agrícola.
Desde 1990 la Unión Europea se plantea admitir únicamente las moléculas eficaces para el control de plagas y que no sean tóxicas para personas o medio ambiente. El proceso fue lento, pero se aceleró (o culminó) cuando en Enero de 2010 se limita el uso de un gran número de moléculas que se usaron años atrás. Por dar un dato, pueden utilizarse actualmente el 26% de las utilizadas en 1993. Y la tendencia es a llegar a la sostenibilidad en 2014. Esto es, veremos problemas para gestionar fincas porque no habrá alternativa a los productos utilizados actualmente.
El factor definitivo que aceleró este proceso fue el estudio Detox que realizó WWF/Adena realizado sobre los ministros de medio ambiente europeos (Cristina Narbona, en España).
Para tener una idea de lo que comemos se pueden consultar varios trabajos como el de la Agencia de Salut Pública de Barcelona . Estos estudios nos dan cierta confianza de que lo que comemos está siendo inspeccionado y controlado. De ahí la importancia de la trazabilidad.
La noticia fue muy difundida  y creo que aceleró la eliminación de determinadas sustancias llegando a la situación actual que, por otra parte, afectará más a los agricultores convencionales que a los ecológicos, como cabe pensar.

miércoles, 7 de julio de 2010

Control de ácaros

En la literatura clásica de Agricultura Ecológica, para el control de ácaros se mencionan varios extractos de plantas, principalmente extracto de Ruibarbo, Tanaceto o Artemisa. Es el contenido en ácido oxálico de las hojas lo que lo convierte en eficaz destructor de la araña roja. Se ha demostrado la eficacia con el control sobre la Varroa (Varroa destructor); esta plaga destruye las colmenas la parasitar las abejas. Pero en campo abierto su efecto es más dudoso. El problema del uso de los extractos vegetales para el control de plagas es la falta de uniformidad del extracto obtenido. Puede ser este un efecto negativo para obtener un producto estable, concentrado y comercial.
Otras especies que contienen grandes cantidades de ácido oxálico son las espinacas, la verdolaga, perejil o el amaranto (ARS, 2010). Puede aclarar los problemas mencionados en el post anterior el uso de alguno de estos extractos reduciendo la cantidad de productos fitosanitarios aplicados a la finca ecológica. No he encontrado referencias en las bases de datos de investigación en campo para el control fuera de colmenas. Aunque Zaghmount, (2006) obtuvo una patente sobre el uso de la enzima precursora de oxalato para el control de patógenos.
Volveré a este asunto porque a veces se mencionan productos aplicados en Agricultura Ecológica con información histórica o no contrastada. Eso puede ser un riesgo para la credibilidad de la VE.
Si queremos que avance la VE debemos aportar datos y publicaciones que permitan aumentar la eficiencia y asegurar que las soluciones propuestas funcionan.

Referencias
Efecto del extracto de Ruibarbo
Agricultural Research Service. (2010). Ácido Oxálico
Zaghmount, O.; (2006). Pathogen control with an Oxalate (Oxalic Acid). United States Patent Application Publication. Appl. Nº 11/179,674.

viernes, 2 de julio de 2010

Araña amarilla y fitoséidos

En los últimos años parece que se produce un incremento en ataques de ácaros en viña. La araña amarilla Eotetranychus carpini (Oudemans)  y araña roja Tetranychus urticae (Koch). El aumento de temperaturas en verano y la menor humedad ambiental ayudan al desarrollo de esta plaga.
Los predadores naturales de estos ácaros son otros ácaros como Amblyseius californicus (McGregor) o Typhlodromus pyri (Scheuten). Pero son muchos más los que se encuentran en una parcela como muestran varios trabajos , como el de Pereira et al (2001) que identifica en el norte de Portugal 10 especies diferentes en la mayoría de los viñedos y otros menos abundantes. La presencia es similar en España. En general las poblaciones de predadores suelen aparecer con cierto retraso respecto a las plagas. El control puede ser suficiente para que no se alcancen umbrales importantes de daño.
El problema viene cuando los fitoseidos son afectados por otros tratamientos, tal como se aprecia en un ensayo  sobre el número de fitoseidos y tetraníquidos (araña roja y amarilla) realizado en el norte de Italia sobre 20 viñedos tradicionales y 31 ecológicos. En los convencionales sólo aparecen fitoseidos en un 35% de las parcelas. En los ecológicos encontraron 9 especies de fitoseidos en las fincas ecológicas o sin tratar. En cambio se aprecia la influencia de los tratamientos sobre el equilibrio fitófago-predador (Bigot et al., 2000)
Tal como afirmaron Rumbos et al (2000) se aprecia  una reducción de la población de fitoseidos. Poco importante, pero según el año el nivel de predadores puede ser demasiado pequeño para que su población crezca en gran cantidad durante Agosto.
Por ello debiera controlarse la eficacia, cantidad y fecha de aplicación de productos fitosanitarios para reducir su efecto sobre estos colaboradores necesarios. O, en su caso, podrían realizarse sueltas masivas de estos predadores consultando con los veedores del Comité de Agricultura Ecológica.

Referencias
Pereira, J.A.; Torres, L. Espinha, I. (2001). Ácaros fitoseídeos (Acari: Phytoseiidae) associados à vinha no norte interior de Portugal. Revista de Ciências Agrárias 24:3-4. 66-73p. http://bibliotecadigital.ipb.pt/handle/10198/852
Bigot, G.; Zandigiacomo, P. (2000). Biodiversity of Phytoseiid Mites and Outbreaks of Tetranychid Mites in Vineyards with Different Protection Management. Basel. Proceedings 6th International Congreso on Organic Viticultura  http://orgprints.org/548/
Rumbos I.C.; Papaioannou-Souliotis, P.; Adamopoulos I. and Markoyiannaki-Printzioy D. (2000) Side Effect of Pesticides Used in Organic Viticulture and Based on Copper, Sulphur and Bacillus thuringiensis on the Populations of the Predatory mite Phytoseius finitimus. Basel. Proceedings 6th International Congreso on Organic Viticultura  http://orgprints.org/548/